ACTUALIZACIÓN: Gracias a Pedro Lucas, psicólogo y sexólogo clínico, por incluir nuestra tienda en un artículo muy interesante donde explica el papel que pueden jugar las muñecas sexuales en las disfunciones sexuales masculinas.

AQUÍ EL ARTÍCULO COMPLETO: El papel de las muñecas sexuales en las disfunciones sexuales masculinas

 

En este artículo y el siguiente vamos explicar por qué el uso de una muñeca sexual ayuda a solucionar estados de disfunción eréctil de origen psicológico e incluso cómo puede servir de apoyo en tratamientos para curar la disfunción eréctil de origen orgánico o físico.

Vamos a empezar con la disfunción eréctil de origen psicológico.

En la mayoría de estos casos, la disfunción eréctil psicológica ocurre únicamente al tener sexo con otra persona y no suele ocurrir en el ámbito privado de la masturbación. Debido a esto, se puede deducir fácilmente que el problema está en cómo se “enfrenta” (quizás en este verbo esté parte del problema) el hombre a la sexualidad compartida con otro u otros seres humamos. Entonces, aunque las causas de este tipo de disfunción son múltiples, distintas y más o menos severas según el estado mental de cada hombre (desde una preocupación intensa pero pasajera hasta una depresión profunda), siempre hay una causa que es la constante predominante en todos los casos; el miedo a no conseguir una erección, o lo que es lo mismo y en términos más profesionales, el hombre sufre estrés y ansiedad anticipatoria de la relación sexual. Lo peor de todo es que al igual que en los episodios de pánico o similares, estos episodios de disfunción eréctil  se retroalimentan, osea, en la siguiente experiencia sexual compartida, el hombre va con más miedo, aumenta el estrés y la ansiedad y es la pescadilla que se muerde la cola (nunca mejor dicho… hay que tomarse todo con humor y más esto que tiene cura), los episodios de difunción eréctil se repiten e incluso van aumentando de intensidad. disfuncion erectil psicologica

Obviamente, cualquier hombre que sufra disfunción eréctil o impotencia  a lo largo de su vida (cada vez hay más casos de hombres jóvenes) lo primero que tiene que hacer es buscar un buen especialista. El problema está en que la mayoría de los especialistas y clínicas occidentales tienen una visión mercantilista (consciente o inconscientemente). Osea, la literatura científica occidental está plagada de artículos y estudios promovidos y financiados por grandes corporaciones faRmacéuticas, y estas farmacéuticas tienen como prioridad única el vender píldoras y tratamientos médicos para aumentar la erección.

En este artículo no queremos ahondar en las diferencias entre la disfunción eréctil o impotencia de origen psicológico y la de origen físico ya que por la red hay innumerables estudios y artículos que abordan el tema con más o menos profundidad (ejemplo: ¿Cómo saber si tengo disfunción eréctil psicológica?). Así que vamos a lo importante para nosotros, a lo que desde www.muñecassexuales.com podemos aportar…

Practicar sexo con una muñeca sexual ayuda a superar procesos de disfunción eréctil o impotencia de origen psicológico.

Muñeca sexual

Los juguetes sexuales llevan años siendo utilizados con éxito en terapias naturales para tratar dicha disfunción. Estos juguetes, aunque han evolucionado muy rápidamente en estos últimos 10 años, no dejan de ser juguetes, o más bien utensilios sin vida (botes que en su interior esconden una vagina) que sirven principalmente para masturbarse. Todo esto ha cambiado de manera drástica con el reciente desarrollo de las muñecas sexuales hiper realistas, donde la estética acompaña al tacto y al tamaño, y con las cuales y bajo una atmósfera adecuada (viendo un vídeo porno en vr por ejemplo) se logra engañar a los sentidos de tal manera que la experiencia sexual es tan inmersiva que ahora mismo y sin ninguna duda, es la experiencia más cercana a tener una relación sexual con una mujer real. Pero no es una mujer real, obviamente hay un abismo, y este abismo es la ventaja con la que los hombres con disfunción eréctil o impotencia psicológica van a “jugar” para acabar con el estrés y la ansiedad anticipatoria a la relación sexual. Con una muñeca sexual, todo miedo al fracaso (fracaso tanto en firmeza como en duración de la erección, etc) desaparece de la ecuación. De esta manera, rompemos el círculo vicioso del miedo que crea más miedo, y lo más importante, lo hacemos en un simulacro que recrea (de la manera más perfecta a día de hoy) un encuentro sexual con una mujer real.

Para terminar el artículo os dejamos una metáfora que viene muy bien al caso: Un niño está aprendiendo a montar en bici y su padre le acompaña sujetando el sillín, el niño le dice: No me sueltes! , Tranquilo hijo no te suelto... tras un rato, el padre le suelta, el niño sigue pedaleando y le pregunta: ¿Papá me has soltado?, Tranquilo, no te he soltado… el niño sigue pedaleando con soltura y alegría… En fin, con la disfunción eréctil psicológica es similar, hay que volver a aprender a montar en bici y para eso, como como para todo, lo más importante es la fé, la confianza en uno mismo. Esta fé y esta confianza es la que se puede cultivar y potenciar con el uso de una muñeca sexual.

 

Está de más decir que un tratamiento psicológico adecuado, ejercicio físico diario, una vida sin excesos e incluso una buena práctica de meditación, son imprescindibles para recuperarse de cualquier percance psicológico, incluida una disfunción eréctil o impotencia psicológica.

La vida no es un camino de rosas, pero como diría el poeta: Smell the flower while you can.